Albergue

Cómo encontrar el mejor Albergue

Albergue-literas

Los buenos albergues no siempre son fáciles de encontrar. Nosotras solemos hospedarnos en albergues en muchos de nuestros viajes y ya nos hemos hecho unas expertas. Antes no teníamos tan en cuenta esta opción de alojamiento y solíamos dormir en hoteles hasta que, según hemos ido viajando más, entendimos que es una muy buena opción para abaratar los costes del viaje, conocer gente y pasarlo bien. Además, a día de hoy, hay albergues que nada tienen que envidiar a un buen hotel.

También hemos aprendido que los albergues son más que un lugar físico pues nos hemos quedado en algunos que quizás no hayan sido de los mejores pero hemos pasado muy buenos momentos y hemos conocido a gente maravillosa allí. Al igual que hemos pasado noches en hoteles en los que a pesar de tener todas las comodidades han sido aburridos y no podríamos destacar muchas cosas que si ofrece un albergue.

Los albergues son un computo de varias cosas. El ambiente, las instalaciones, el personal, las comodidades y las personas que acabarán haciendo del lugar el mejor hospedaje del mundo.

Al tratar de elegir un buen albergue, aquí os dejamos nuestros consejos sobre qué considerar cuando hagas tu búsqueda, basados en muchos viajes a las espaldas y muchos albergues en los que hemos dormido.

Consejos para encontrar el mejor Albergue

 

1. Más barato no siempre es mejor

Hostel-albergue

La gente que viaja con un presupuesto ajustado tiene una inclinación natural a buscar lo más barato. Sin embargo, no intentes ahorrar eligiendo el primer albergue que veas o el más barato pues no siempre es la mejor opción. Hay tantas opciones como si centraras tu búsqueda en un hotel y al igual que en estos casos, también hay diferencias. Los albergues súper baratos a menudo son deficientes. Las camas son incómodas, las duchas están sucias y las almohadas harán que te despiertes con dolor de cuello.

Intenta hacer una buena búsqueda teniendo en cuenta la calidad-precio para hacer tu estancia más agradable. Ten en cuenta que seguramente ya te estés ahorrando un dinero en relación a un alojamiento en un hotel por lo que no dudes en seleccionar todas las comodidades posibles e infórmate de las opiniones de sus huéspedes.

2. Desayuna

desayuno-albergue

Normalmente los desayunos europeos suelen incluir tostadas, huevos y café. Además el servicio de desayuno empieza bien pronto y no siempre se alarga más de un par de horas. Si estás de vacaciones y quieres disfrutar del desayuno tranquilamente eso de tener que madrugar no suele hacernos mucha gracia. Por lo que te aconsejamos que busques un lugar con un desayuno decente (es decir, más que tostadas) o al menos uno que comience y termine cuando las personas estemos realmente despiertas. El desayuno también es una excelente manera de hacerte bocadillos para el resto del día, reduciendo así tu presupuesto de alimentos.

Lo bueno de los albergues es que cuentan con cocina y si no llegas a tiempo al desayuno que ofrecen podrás prepararte algo a cualquier hora. Además si coincides con buena gente siempre hay alguien que madruga más y deja cosas para el resto, o puedes ser tu esa persona que deje un poco de café recién hecho para la persona que vaya más tarde.

3. Hora de salida

albergue-camas

No solemos quedarnos en albergues con un horario de salida antes de las 10am. Los mejores albergues suelen tener horarios de salida a las 11 a.m. y los realmente buenos te permiten pagar al mediodía. Está claro que dormir es valioso si estás haciendo un viaje muy cansado y esas pocas horas de más pueden marcar la diferencia para el resto de tu día. Los albergues con horarios de salida tardíos entienden esto y, a menudo, son entornos más relajados y relajantes.

Por otro lado, nos gustan los albergues que tienen registros flexibles. Normalmente si hablas con su personal antes de viajar, vía email, podrás llegar a un acuerdo.

4. Duchas con botones

ducha-albergues

Quizás esto no sea lo más importante o la razón por la que directamente descartaría un albergue pero si que podemos tenerlo en cuenta. Normalmente decimos no a este tipo de duchas con botones pues son molestas y a menudo no tienen presión de agua. El problema es que el agua se apaga cada muy poco tiempo y tienes que estar pendiente de darle al botón cada vez que esto pase.

No nos damos duchas largas y menos cuando nos hospedamos en un albergue pero si que es verdad que una ducha de botón es molesta.

5. Taquillas

taquilla-albergue

Cuando te hospedas en este tipo de alojamientos coincides con mucha gente. Nuestras experiencias siempre han sido buenas y dormir en albergues al final es compartir y vivir tu viaje de otra manera que no podrías hacer en un hotel. Por eso creemos que es importante el uso de las taquillas que normalmente tienen estos sitios. Así podrás guardar tus pertenencias más valiosas bajo llave. Hay albergues que ofrecen taquillas gratuitas, otros tienen las taquillas y tienes que ser tu quien lleve su propio candado, otros albergues te dan la opción de pagar una fianza que luego te devuelven o también hay otros albergues que tienen este servicio de taquillas de pago.

Si viajas con intención de alojarte en albergue no está de más que te lleves un candado por si acaso y si puedes, que evites los que te hacen pagar por una taquilla ya que son muchos más los que no te van a cobrar por esto. Y si no estás seguro de la situación de la seguridad de un albergue en concreto lee las reseñas para ver qué dice la gente. ¡Siempre es mejor prevenir que curar!

6. Internet gratis

wifi-albergue

Parece mentira que a día de hoy, en pleno año 2020 siga habiendo sitios que cobren por usar su internet pero los hay. Muchos albergues por ejemplo cobran este servicio facilitándote una clave de wi-fi que caduca cada cierto tiempo o les hay incluso en los que solo podrás navegar si te conectas a sus ordenadores, pagando claro. Pero estos son los menos, normalmente la señal de wi-fi es abierta y no tendrás problemas pero claro, está bien que te informes antes de ir para luego no llevarte sorpresas.

Si bien Internet no es imprescindible para todas las personas viajeras, un albergue con Wi-Fi gratuito siempre es una ventaja. Y si compartir señal con tanta gente te crea algún tipo de sospecha puedes considerar comprar un VPN para mantener tus datos de navegación privados.

7. Área común

albergues

Si el albergue no tiene un bar, debería tener una gran área común (idealmente tiene ambos). Los mejores albergues son los que ofrecen a los viajeros un lugar para pasar el rato y socializar entre ellos. Las áreas comunes facilitan la interacción y ayudan a los viajeros solitarios a tener más facilidad para conocer gente. Bien puede ser la cocina donde vas a poder prepararte tu propia comida o si conoces a gente durante tu estancia es posible que acabéis cocinando y comiendo juntxs. Casi todos los albergues en los que hemos estado tenían una gran sala de juegos para pasar el rato. Algunos albergues cuentan con mesas de billar, futbolín o ping-pong y seguramente dispongan de librería, juegos de mesa, televisión y alguna que otra consola.

8. Bar

albergues

Los bares no son un factor decisivo y hay muchos albergues maravillosos sin ellos, pero son un excelente lugar para socializar con otros huéspedes del albergue. Por lo general, si un albergue tiene un bar, ponen un fuerte énfasis en asegurarse de que las personas que se alojan allí se diviertan, interactúen y sean festivas. Y si quieres un lugar donde nadie interactúe tendrás qeu quedarte en un hotel.

9. Actividades organizadas

albergues

Los albergues realmente buenos también organizan actividades como excursiones, barbacoas o cualquier otra cosa que reúna a la gente que se hospeda allí. Seguramente veas esta información en su propia página web o bien una vez estando allí, no dudes en preguntar su personal. Si estás viajando en solitario es una buena manera de conocer a otra gente y también de conocer la zona. Nosotras hemos hecho excursiones con algún albergue en la montaña, con bici o haciendo senderismo y hemos disfrutado de paseos en barca o snorkel cuando el tiempo lo ha permitido. Totalmente recomendables estas excursiones si tienes un día o dos libres en tu viaje ya que además muchos hoteles ofrecen estas escapadas gratuitas o a un precio muy económico.

10. Personal experto

albergues

Cuando hablamos del personal de un albergue nos referimos a que busques opiniones a cerca del trato que reciben allí las personas viajeras. Al fin y al cabo, hospedarte en estos sitios es una experiencia más personal y cercana que si duermes en grandes hoteles. Aquí el trato con el resto de la gente es continuo si pasas tiempo en las áreas comunes del albergue. Y el personal encargado de ayudarte con las dudas creemos que debe ser uno de los puntos más importantes. Su amabilidad y cercanía no debe de estar reñida con el precio que pagas por una habitación o una cama.

11. Ubicación

albergues

La ubicación de un albergue va a contar de manera muy positiva en tu experiencia. Si tienes que pasar una hora en transporte público yendo y viniendo de tu albergue cada vez que vayas a la ciudad, terminarás desperdiciando gran parte del tiempo de viaje. Los mejores albergues están cerca de la acción, en pleno centro si es lo que buscas o al lado de las estaciones. Intenta tener en cuenta la ubicación de tu albergue según el tipo de viaje que vayas a hacer o sabiendo que es lo que vas a querer visitar.

Nuestra conclusión

Un albergue no necesita tener todas estas cosas que hemos enumerado pero no estaría nada mal que tuviera la mayoría. Un albergue sin la mayoría de estas cosas no entiende quiénes son sus huéspedes o qué quieren. Muchas personas diferentes pasan por hostales con una gran variedad de necesidades y un hostal no necesita ser del todo perfecto. Nos gustaría encontrarnos con una cocina limpia, pero no es un factor decisivo. ¿El dormitorio no se cierra? Para eso está la taquilla. Las duchas del albergue están sucias, pues me llevo unas chanclas. No buscamos un resort de 5 estrellas, solo seguridad básica y comodidad.

Lo que hace que los albergues sean o no excelentes, además de estas cosas, es la gente. Incluso los peores albergues serán geniales si conoces a buenas personas. Pero eliminando a la gente de la ecuación, buscamos albergues que tengan algunas de las cualidades anteriores. Los albergues que saben lo que quieres como huésped están ahí para mejorar tu experiencia de viaje, no solo te piden dinero a cambio de una cama.

¿Y para encontrar estos lugares? Hay que leer. Cuando elegimos albergues, miramos las reseñas de los usuarios, las fotos, los servicios y las calificaciones de estrellas. Es importante e interesante ver lo que dicen las personas que ya han pasado por allí antes.

 

SI QUIERES SABER MÁS SOBRE NUESTROS VIAJES, CONSEJOS Y RECOMENDACIONES GASTRONÓMICAS,  SÍGUENOS EN INSTAGRAM: @soyunblogdeviajes

 

No Comments

Post A Comment

Pin It on Pinterest